Efímeros

Párate a pensar un segundo. No somos nada.

La existencia del ser humano es un pestañeo para el universo, nuestra evolución dura un segundo de infinitos. Nuestro paso por el planeta tierra es para las estrellas un abrir y cerrar de ojos.

No somos nada y en cambio nos creemos todo. Realmente hay momentos en lo que uno se ve a sí mismo y nada más. Olvidamos la inmensidad de las cosas y nos centramos en nuestro metro cuadrado. Quizá porque nuestra mente es realmente incapaz de imaginarse tal cantidad, o porque nos asusta intentarlo. Somos para el universo millones de veces más pequeños que una partícula de polvo y en cambio nos creemos tan grandes, tan únicos y le damos tanta importancia a nuestros pensamientos y acciones.

No somos nada. La raza humana es para el universo un pasajero más que viene para quedarse apenas unos minutos y que cuando se vaya para no volver nunca nadie recordará. No importa como vivas o seas ni lo que pienses o hagas. Nadie se acordará, nadie te lo tendrá en cuenta más de lo que el infinito lo hará.

Tendemos a olvidar ésto y resulta que debería ser la base de toda mente humana. No importa lo que hagas hoy, ni lo que hagas mañana, solo vive. Todo esto dura mucho menos de lo que tú te crees y quieras o no, nadie se acordará de que has estado aquí. Al fin y al cabo, solo somos pasajeros que duran un abrir y cerrar de ojos.


Text by: Irene Nortes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s